Como se puede ver este blog está dedicado a los avances tecnológicos de la edad contemporánea. Espero que no os aburrais leyendo porque es muy interesante.

jueves, 17 de abril de 2008

Tecnología y medicina

Durante el transcurso del siglo XIX la medicina se vio favorecida por muchos descubrimientos que permitieron importantes avances en el dignóstico de enfermedades. En 1819, el médico francés René Théophile Hyacinthe Laënnec inventó el fonendoscopio, el instrumento más usado por los médicos en la actualidad. Thomas Addison descubrió el trastorno de las glándulas adrenales conocido como enfermedad de Addison; Richard Bright diagnosticó la nefritis o enfermedad de Bright; Tomas Hodgkin describió enfermedad de Hodgkin que afecta al sistema linfático; el cirujano y paleontólogo James Parkinson describió la enfermedad de Parkinson; y el médico irlandés Robert Jaes Graves diagnosticó el bocio exoftálmico. Charles Darwin expone su teoría de la evolución, Gregor Mendel realiza experimentos que estimularon los estudios sobre genética humana y herencia. Louis Pasteur demostró la teoría de los gérmenes como causantes de enfermedades y desarrolló vacunas contra varias enfermedades, incluida la rabia.

En poco tiempo las investigaciones permitieron aislar las causas y desarrollar terapias para enfermedades como la difteria, la tuberculosis, la lepra y la peste.

La cirugía se benefició significativamente con la teoría de los gérmenes. Es así como el cirujano inglés Joseph Lister, propuso la utilización del ácido carbólico como agente antiséptico. El resultado fue el descenso de la mortalidad por infección de las heridas y la implementación de la esterilización del instrumental médico. Se entró a la era de la cirugía antiséptica
.
Otro gran avance de este período fue el descubrimiento de los anestésicos. En 1850, en casi todos los países se empleaba la anestesia quirúrgica con éter o cloroformo.

Los rayos X constituyen un salto sorprendente para la medicina, fue descubiertos de manera accidental por el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen. Después, los físicos franceses Pierre y Marie Curie dieron con el radio.

En 1900, el médico, cirujano y bacteriólogo Walter Reed y sus colaboradores, trabajaron con la idea del biólogo cubano Carlos Juan Finlay, demostrando que el mosquito era el vector de la fiebre amarilla.

Los logros alcanzados durante el siglo XX, permiten prolongar la vida de las personas hasta límites imposibles de imaginar. La ciencia, la tecnología y la abnegada labor de científicos de todo el mundo han logrado vencer muchas enfermedades infecciosas gracias a las vacunas, los antibióticos y la mejoría de las condiciones de vida.

Fundamental es el conocimiento adquirido durante el siglo XX sobre las transmisión de los caracteres hereditarios. El avance se realizó en la década del cuarenta cuando Oswald Theodore Avery y sus colaboradores del Instituto Rockefeller cuando mostraron que algunos caracteres podían pasar desde una bacteria a otra a través de una sustancia denominada ácido desoxirribonucleico, ADN. Luego en 1953 el físico inglés Francis Harry Compton Crick y el biólogo estadounidense James Dewey Watson propusieron una estructura química del ADN que explicaba cómo se transportaba la información genética y, el bioquímico estadounidense Har Gobind Khorana fue el primero en emplear estos hallazgos para sintetizar un gen en 1970. Estas aplicaciones han permitido desarrollar disciplinas la ingeniería genética o clonación génica.

Los microscopios quirúrgicos han permitido tal nivel de precisión en la cirugía que ahora los médicos pueden unir dedos amputados. Las prótesis, los transplantes de órganos vitales como el corazón o el riñón, los rayos láser, los antibióticos sulfamidas, el descubrimiento sorprendente de la penicilina por parte de Alexander Fleming, el tratamiento de la tuberculosis, las vacunas que previenen la fiebre tifoidea, la viruela, la difteria, el tétanos, la hepatitis B, herpes simple, varicela, malaria, son sólo alguno de los ejemplos de los enormes logros de la medicina durante el siglo XX.